Miércoles, 12 Septiembre 2018 09:06

Sanchez Sesma

Complejidad, Incertidumbre y los Objetivos de Desarrollo Sustentable: Implicaciones en la Elaboración de Políticas Científicas

Parte 1

*Dr. Francisco J Sánchez-Sesma con la Colaboración de Erika Berstein y Casandra Rodríguez López (FFyL, UNAM)

Miembro del Comité de Tecnología y Diseño Comité



Por Michael Barber * (Academia Australiana de Ciencias)

Presentación

El Dr Michael Barber, es un reconocido matemático australiano que participa de manera muy activa en la difusión de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de las Naciones Unidas. Barber explora junto con el grupo de trabajo IAP de la institución Carnegie de Nueva York (IAP-Carnegie) la manera en que la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI) que las academias del mundo cultivan pueden contribuir a la consecución de los ODS. Barber ha reflexionado sobre diversos aspectos de la respuesta global a los ODS y el tipo de asesoría científica que hay actualmente. El resultado de su ejercicio es este texto que él considera una provocación y espera que estimule acciones útiles para promover el cumplimiento de los ODS.

Introducción

En este texto se articulan tres ideas/preocupaciones básicas:

  1. Los riesgos inherentes a la planeación detallada de arriba-hacia-abajo a través de planes nacionales de desarrollo, protocolos, etc., especialmente ciertos porque la sociedad es un "sistema complejo" desde el punto de vista técnico,
  2. La desconexión entre los muchos proyectos que están siendo estimulados por los ODS a nivel de base y la planificación formal.
  3. La falta de enfoque en la forma en que los proyectos subnacionales deben ser ampliados.

Estos dos últimos puntos son oportunidades para las academias, mientras que la asesoría científica debe considerar en serio lo aprendido en el estudio de sistemas complejos. Las academias nacionales deberían trabajar más eficazmente con otros actores de sus entornos.

Con respecto al asesoramiento científico global y cómo las academias podrían necesitar cambiar para ser más efectivas, Barber discute el subproyecto de la Academia del siglo XXI que se aborda en IAP-Carnegie y propone hacer hincapié en que la ciencia relevante para el asesoramiento científico de los ODS no es sólo de las "ciencias de la sustentabilidad". Subraya también la necesidad crítica de que la comunidad investigadora aporte más información sobre las tendencias de la tecnología. En particular, sobre las implicaciones de las coincidencias que se están produciendo y el carácter cambiante de las nuevas tecnologías de datos. Barber señala que el llamado del tercer Foro multilateral sobre ciencia y tecnología para que se elabore una hoja de ruta tecnológica para cada objetivo es erróneo. Tal vez sea mejor mapear las tecnologías hacia las metas y ser escépticos sobre el valor de las hojas de ruta tecnológicas, cuando la tecnología y sus aplicaciones potenciales están cambiando tan rápidamente como ocurre hoy en día.

Algunos pensamientos para provocar la discusión

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) fueron adoptados por los estados miembros de la ONU en 2015 como el camino para "acabar con la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos".

Los Objetivos van acompañados de 169 metas que los Estados miembros se comprometieron a alcanzar para 2030. Aunque ninguno de los objetivos y pocas de las metas mencionan a la ciencia explícitamente, esta y la asesoría sobre políticas científicas, basadas en datos empíricos, son esenciales para su implantación, seguimiento y ejecución. Sin embargo, entre los Estados nacionales, el reconocimiento de la importancia de la ciencia y la tecnología es muy variable.

La adopción de los ODS ha estimulado una gran diversidad de respuestas e intervenciones en la propia ONU de los Estados nacionales hasta ciudadanos individuales en sus comunidades locales. Estas pueden clasificarse en términos generales como cualquiera de las dos:

  • De-arriba-hacia-abajo, en el que los objetivos y metas se abordan mediante procesos de planeación basados en los planes nacionales de desarrollo y los programas específicos (hojas de ruta oficiales);
  • De-abajo-hacia-arriba, en el que los actores locales, por ejemplo, ciudades, empresas, sociedad civil, universidades y otros, toman iniciativas dirigidas a objetivos específicos.

Estos dos enfoques se ven afectados por la complejidad y la incertidumbre inherentes a los ODS y cómo la ciencia y las políticas científicas pueden ayudar. Por último, Barber cuestiona si la ciencia organizada podría reunir los dos enfoques de manera útil, acelerando así el cumplimiento de los ODS.

ODS y complejidad

La complejidad en el tratamiento de los ODS surge de los propios Objetivos y de la intrincada red de interdependencias e incluso competencia entre los objetivos individuales y sus metas asociadas.

Los ODS y los objetivos asociados no son independientes. Más bien, la acción sobre uno de ellos puede tener fácilmente resultados beneficiosos para los demás. Por el contrario, es fácil encontrar ejemplos en los que un enfoque en un solo objetivo o meta puede tener consecuencias negativas para otros.

Este complejo conjunto de interacciones, conexiones cruzadas y competencia entre los 17 Objetivos y las metas asociadas ha sido analizado con cierto detalle por el Consejo Científico Internacional (CICS), véase la Figura 2. Como resultado, el CICS ha enfatizado la importancia de un enfoque y un pensamiento sistémico en el contexto de los ODS y su entrega.

La complejidad aumenta aún más debido a que, si bien los objetivos son de alcance mundial, su aplicación se lleva a cabo principalmente a nivel de los Estados nacionales. Esto se ve agravado por la probabilidad de que la aplicación efectiva en la mayoría de los Estados nacionales implique la adopción de medidas en los niveles inferiores de la gobernanza y la participación de muchos agentes no gubernamentales, como las ONG, las empresas, los organismos científicos, las universidades, etc.

*Profesor Emérito, Tesorero y miembro del Consejo, Academia Australiana de Ciencias, Miembro del Comité de Expertos para mejorar el asesoramiento científico mundial en el contexto de los ODS, la asociación InterAcademies (IAP-Carnergie)



Inicio