Miércoles, 26 Septiembre 2018 10:46

Sanchez Sesma

Complejidad, Incertidumbre y los Objetivos de Desarrollo Sustentable: Implicaciones en la Elaboración de Políticas Científicas

Parte 3

*Dr. Francisco J Sánchez-Sesma con la Colaboración de Erika Berstein y Casandra Rodríguez López (FFyL, UNAM)

Miembro del Comité de Tecnología y Diseño Comité



Por Michael Barber ** (Academia Australiana de Ciencias)

En las partes 1 y 2 se señala que los ODS son complejos por ellos mismos y por la intrincada red de interdependencias y competencia entre ellos. La complejidad aumenta por la incertidumbre asociada al flujo de información y se sugieren algunas propuestas para enfrentarla.

Los objetivos de desarrollo sustentable abordan cuestiones complejas individual y colectivamente. Por ello, los diversos niveles jerárquicos gubernamentales deben estar coordinados y comunicados para esto es indispensable el uso de nuevas tecnologías de la información. Sin embargo, los llamados a que las naciones desarrollen alternativas tecnológicas para los ODS presenta un riesgo real de planes rígidos que no admitan la posible irrupción de nuevas tecnologías o el reposicionamiento de las tecnologías existentes. De hecho, podría ser más productivo revertir este enfoque y considerar cómo las diversas tecnologías pueden contribuir al avance de los ODS.

Cualquier historia de la innovación impulsada por la tecnología sugiere dos lecciones importantes. En primer lugar, la predicción precisa del impacto a largo plazo de la tecnología es tal vez imposible. En segundo lugar, para citar a Roy Amara: "Tendemos a sobreestimar el efecto de una tecnología en el corto plazo y subestimamos el efecto en el largo plazo ". Ambas son relevantes al estimar el rol de la tecnología en la consecución de los ODS, particularmente ahora que la tecnología se desarrolla rápidamente y estimula negocios y aplicaciones muy diferentes.

La ausencia de interconectividad al separar los ODS, no permite ver su naturaleza transversal y la convergencia de muchas tecnologías modernas. La propia ONU ha reconocido la enorme importancia de los big data y el análisis de datos asociados y hay importantes oportunidades para las Ciencias y Tecnologías de la Información (TIC) en respuesta a los ODS. Además, esto se aplica, no solo a los objetivos con relevancia "obvia". Los sistemas de contabilidad distribuidos como blockchain (cadena articulada) tienen el potencial de mejorar la gobernanza, la transparencia y reducir la corrupción, con lo que se avanza en el ODS 16: Paz, justicia e iniciativas sólidas. En términos más generales, la digitalización, en particular, tiene el potencial de perturbar el desarrollo tanto como cualquier otro aspecto de la sociedad. Cualquier ruta tecnológica, basada en las percepciones actuales del impacto de la tecnología, corre el riesgo real de ser poco flexible o, en el peor de los casos, quedar obsoleta rápidamente. Desde la perspectiva de la política científica, la relevancia e importancia de las TIC y la ciencia de datos no está suficientemente reconocida.

De abajo hacia arriba

Los ODS han estimulado muy diversas respuestas en los gobiernos e involucrando a otros sectores. Estas respuestas incluyen iniciativas de regiones, ciudades, empresas, sociedad civil, universidades y grupos de jóvenes. Si bien este artículo es un testimonio del poder motivador de los ODS, trasladarlo a la acción con respuestas globales efectivas y eficientes enfrenta retos significativos.

Varios estados nacionales han establecido sitios web donde se alienta a los grupos a enumerar su proyecto. Australia, por ejemplo, acaba de lanzar un sitio en sdgs.org.au. El SDG Knowledge Hub (sdg.iisd.org) es un importante recurso en línea administrado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sustentable (IISD). Actúa como un centro de intercambio de información para llamadas de conferencias y / o proyectos.

Varias de las comisiones de las Naciones Unidas producen informes regionales y el Banco Asiático de Desarrollo tiene un informe completo sobre el progreso en Asia y el Pacífico. Estos a menudo contienen referencias a más iniciativas locales. Desde la perspectiva de la política científica, la Asociación de Inter-Academias (IAP) ha desarrollado una base de datos en línea y se alienta a las academias a subir informes de políticas relevantes para los ODS. Sin embargo, se desconoce un índice exhaustivo de dichos sitios. La tecnología, incluida la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, puede ofrecer otro enfoque, especialmente a medida que el procesamiento del lenguaje.

Estas bases de datos ofrecen oportunidades, para explorar iniciativas similares en diferentes contextos. Sin embargo, tales oportunidades solo se realizarán si hay forma de reunir los estudios. Sería más preocupante que la duplicación implique enfoques que han fallado.

El problema más importante y crítico que enfrenta cualquier enfoque de base es la dificultad de escalar. Muchos fracasarán debido a factores externos que escapan al control de quienes tienen la iniciativa local. ¿Hay un mejor enfoque? Una posible respuesta podría provenir de cómo se produce el aumento a mayor escala en la innovación más convencional en ciencia y tecnología; una conversación que las academias de ciencia y tecnología podrían emprender de inmediato.

Piensa en grande, pilotea pequeño, escala rápido

Woodside, la empresa de GNL más grande de Australia, ha adoptado un mantra simple para guiar su innovación: "pensar a lo grande, pilotear a pequeña escala, a gran escala". Adoptar este enfoque para la entrega de los ODS podría presentar un marco para vincular el activismo de base con una planificación descendente más estructurada y, al hacerlo, ayudar a mitigar el riesgo.

El diseño, análisis y la supervisión adecuada podría dar una "alerta temprana" de cualquier consecuencia imprevista y, por lo tanto, comunicar a los responsables de las políticas sobre la necesidad de una posible mitigación. La política científica necesita estar en la mesa para que tales consideraciones sean efectivas. Una vez más, las academias nacionales podrían trabajar individualmente o, quizás mejor, colectivamente, ya que eso permitiría realizar comparaciones entre jurisdicciones y favorecer tanto el intercambio de datos como, sobre todo, el aprendizaje.

En última instancia, los éxitos en los ODS provendrán de una combinación de planeación estratégica y de las iniciativas menos coordinadas. El dinamismo, la innovación y el entusiasmo pueden ser un antídoto útil para el conservadurismo inherente y la inflexibilidad que es probable que anide en una planificación más estructurada a través de planes de acción nacional.





*Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias

**Profesor Emérito, Tesorero y miembro del Consejo, Academia Australiana de Ciencias, Miembro del Comité de Expertos para mejorar el asesoramiento científico mundial en el contexto de los ODS, la asociación InterAcademies (IAP-Carnergie).

Inicio