Martes, 06 Febrero 2018 09:27
Descarga en formato PDF

ccc

El Cambio Climático y la acción internacional



ccc

Introducción

La preocupación por el cambio climático es un tema universal y su combate un asunto global. Las repercusiones en el ambiente, y en diversas actividades humanas por el cambio del clima son evidentes, y sus consecuencias negativas, se convierten en obstáculo para el desarrollo y bienestar de la sociedad.

Puntos clave

• La influencia humana en el clima es evidente y las emisiones recientes de gases de efecto invernadero han sido las más altas en la historia.

• Los científicos han identificado sus efectos en sistemas biológicos y físicos, económicos y sociales, y han alertado sobre el hecho de que algunos de éstos pueden ya estar alcanzado un punto de no retorno.

• La implementación efectiva de estrategias como la adaptación y la mitigación, depende de las políticas y de la cooperación a nivel local, nacional e internacional. Las estrategias pueden ser reforzadas mediante el uso de medidas que sirvan a la vez para la adaptación y la mitigación, así como para otros objetivos de la sociedad a nivel nacional o internacional.

• La innovación, la ciencia y la tecnología pueden contribuir a detener el calentamiento global, aumentar nuestra capacidad adaptativa y obtener co-beneficios al diseñar medidas de adaptación y de mitigación.

• La estimación de los costos sociales y económicos ha identificado oportunidades de negocios, creándose así el concepto de la economía verde.

• El reto actual es hacer uso eficiente de la energía y la diversificación de sus fuentes, privilegiando energías renovables y amigables con el ambiente.

El cambio climático y su impacto en los sistemas naturales, económicos y sociales

La elevación del nivel del océano y su acidificación, los efectos en la disponibilidad del agua, las catástrofes por fenómenos hidrológicos extremos, la pérdida de biodiversidad, los problemas de salud y las afectaciones a la agricultura, a las ciudades y los negocios por el incremento global de la temperatura están teniendo impacto en la economía de las naciones, de nuestras naciones. Los científicos, representados en gran medida en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) han estudiado el problema por más de 30 años reuniendo evidencias sobre la existencia del cambio climático, sus causas, efectos y formas de enfrentarlo. Desde el cuarto reporte del IPCC han señalado que el cambio climático y el desarrollo sustentable están íntimamente ligados y que ambos conciernen tanto a países ricos como a pobres.


Los científicos han identificado sus efectos en sistemas biológicos y físicos, económicos y sociales, y han alertado sobre el hecho de que algunos de éstos pueden ya estar alcanzado un punto de no retorno. El conjunto de esta información ha creado una conciencia mundial en diversos sectores de la sociedad a nivel local, regional e internacional. Desde la academia hasta las ONGs, desde los comerciantes locales y los agricultores hasta las grandes trasnacionales, desde los pequeños gobiernos municipales hasta las grandes organizaciones internacionales e intergubernamentales, prácticamente todos están alertados de los riesgos. Por ello, muchos trabajan para encontrar cómo paliar sus efectos negativos y aprovechar los positivos, cuando existan, haciendo uso de la innovación, la ciencia y la tecnología para contribuir a detener el calentamiento global, aumentar nuestra capacidad adaptativa y obtener co-beneficios al implementar medidas de adaptación y de mitigación. La estimación de los costos sociales y económicos ha permitido también identificar oportunidades de negocios, creándose así el concepto de la economía verde. Ahora existen numerosos estudios que demuestran que es posible contribuir a un crecimiento económico duradero a partir de acciones e inversiones en mitigación y adaptación al cambio climático y eso en un plazo corto, de los próximos 15 años. Es decir, es posible actuar.


Los científicos también han estimado los costos sociales, económicos y políticos de la inacción. Es ahí en donde el G20 puede hacer la diferencia para evitarlos. Precisamente, haciendo uso de la movilización generalizada que existe en los diversos sectores, grupos sociales y países. El G20 puede crear el ambiente de cooperación necesario para que los líderes de otros países, negocios y organizaciones aprovechen la oportunidad de hacer los cambios estructurales que se requieren para lograr un desarrollo diferente, un desarrollo que sea socialmente incluyente, ecológicamente adecuado y económicamente sostenible para la mayor parte de la humanidad. El camino es aún largo, y sobrepasa el tiempo de mandato de quien está al frente de una nación, por tal motivo, es imperativo tomar medidas para contrarrestar los efectos del cambio climático y contribuir para que las generaciones que nos siguen tengan la responsabilidad y también la oportunidad de lograr el futuro que queremos.


Conclusiones

Los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero deben propiciar una era en la que las transformaciones tecnológicas lleven a un uso ultra eficiente de la energía y a la diversificación de sus fuentes, privilegiando energías renovables y amigables con el ambiente; así como al cambio de fondo de los patrones actuales de producción y consumo de bienes y servicios que no son sustentables por otros que sí lo sean.

El marco para esta cooperación, está dado por medio de los diversos instrumentos que los países han firmado, desde el Convenio Marco de Naciones Unidas para el Cambio climático de 1994 hasta el Acuerdo de Paris que entró en vigor en 2016 y pasando por las Convenciones de la Diversidad Biológica, la Lucha contra la Desertificación, y por supuesto -de manera complementaria pero necesaria- por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable.

Todos los acuerdos internacionales evidencian que para lograr el desarrollo sustentable es indispensable atender el problema del cambio climático, ya que sin ello simplemente no habrá desarrollo. Los acuerdos permiten que cada país identifique libremente las maneras más convenientes de actuar. Lo importante es tener claro que en la lucha contra el cambio climático y por lograr un futuro sustentable, ningún país puede hacerlo solo y más aún, es muy poco probable que el mundo lo logre si todos los países del G20 no participan.


La sociedad y el mundo entero están movilizados, es de nosotros ahora la oportunidad de encauzar las fuerzas sociales, públicas y privadas para el bien de la humanidad.

Visión del sector científico sobre la participación de México en el tema de Cambio Climático para la reunión del G20

Los científicos de México estamos convenidos de la existencia del Cambio Climático y de la influencia humana en el proceso, así como de sus posibles impactos, en particular de los negativos. Estos últimos exceden en sobre medida a los positivos, por lo que urge y es importante actuar. Desafortunadamente, el cambio climático es un problema que no puede ser enfrentado por un solo país; tampoco puede ser resuelto si los principales países emisores de gases de efecto invernadero no contribuyen a la solución. Puesto que las medidas para enfrentar al cambio climático, tanto de adaptación como de mitigación, representan una oportunidad para impulsar el desarrollo económico y sustentable de los países, a la vez que pueden contribuir a muchas otras agendas de interés internacional ratificadas por los países que conforman el grupo del G20, es importante realizar una buena planeación e implementación de las mismas por parte de los gobiernos nacionales. Consideramos que la reunión del G20 es una oportunidad para que México contribuya a esta reflexión y a la reflexión sobre la relevancia de actuar al más alto nivel posible para proteger el mundo y liderar el cambio que se requiere para contar todos con un presente y un futuro mejor.

Los Principales instrumentos internacionales son:

• El Convenio Marco de las Naciones Unidas para el Cambio climático (UNFCCC por sus siglas en inglés, 1994) que sirve para establecer la acción para estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Cuenta con una membresía casi universal al incluir 195 partes. En el marco de este convenio se realizan las conferencias de las partes o COPs.

• El Acuerdo de Paris (2015), aprobado en la COP 21, busca limitar el incremento de la temperatura promedio global por debajo de los 2º C en el presente siglo. También hacer esfuerzos para lograr un incremento de 1.5º C en relación con el nivel que se tenía antes de la época pre-industrial. Establece revisar el progreso de las metas por medio de un inventario global realizado cada 5 años a partir del 2023 y en el marco de la UNFCCC.

• La Agenda 2030 para el desarrollo sustentable (2016-2030) la cual identifica al Cambio Climático como uno de los mayores retos que enfrentamos y cuyos impactos socavan la capacidad de los países para lograr el desarrollo sustentable y pone en riesgo a las poblaciones y los ecosistemas. De los 17 Objetivos que contiene la agenda doce se relacionan directamente con el cambio climático (los ODS u Objetivos de Desarrollo 1-pobreza, 2-hambre, 3-salud, 6-agua, 7-energía, 8-crecimiento económico, 9-infraestructura resiliente e industria sustentable, 11-ciudades, 12-consumo sustentable, 14-océanos y 15-ecosistemas terrestres y uso del suelo); pero, en realidad, los 17 son indispensables dentro del espíritu de los Acuerdos de París e indisolubles en la Agenda 2030. A pesar de que se reconoce que la UNFCCC es el foro internacional e intergubernamental para las negociaciones referentes al cambio climático, la agenda 2030 contiene un ODS exclusivamente dedicado al cambio climático. El ODS 13 busca “llevar a cabo una acción urgente para combatir el cambio climático y sus impactos” y contiene metas para incrementar la resiliencia y la capacidad de adaptación a los desastres causados por el clima en todos los países, integrar en las políticas nacionales medidas para enfrentar el cambio climático, mejorar la educación, la creación de conciencia y la capacidad institucional en el tema, implementar el compromiso de los países desarrollados para movilizar fondos (100 billones de dólares por año hasta el 2020) para atender necesidades de mitigación en los países en desarrollo, operacionalizar el Fondo Verde para el Clima, y promover mecanismos para incrementar la capacidad efectiva de atención al cambio climático en los países menos desarrollados y las SIDS, con énfasis en las mujeres, los jóvenes y las poblaciones marginalizadas.

•El marco de Sendai para la reducción de los riesgos por desastres (2015-2030).


Las principales conclusiones del quinto reporte del IPCC son las siguientes:

• La influencia humana en el clima es evidente y las emisiones recientes de gases de efecto invernadero han sido las más altas en la historia. El cambio reciente del clima ha tenido efectos tanto en sistemas humanos como naturales de manera extensa y negativa.

• La continua emisión de gases de efecto invernadero seguirá contribuyendo a incrementar el calentamiento global con una alta probabilidad de que haya impactos severos, profundos e irreversibles tanto en las personas como en los ecosistemas.

• Limitar el cambio climático requiere reducir sustancialmente y de forma constante la emisión de los gases de efecto invernadero, lo que, junto con la adaptación restringirá los riesgos. Requiere, en suma, un cambio profundo de nuestra forma de desarrollo.

• La reducción sustancial en las próximas décadas de las emisiones de gases de efecto invernadero puede reducir los riesgos esperados para el presente siglo e incrementa la perspectiva de lograr una adaptación efectiva, reducir los costos de mitigación y contribuir al desarrollo sustentable.

• La adaptación y la mitigación son estrategias que se complementan para combatir el cambio climático y se requiere un conjunto de ambas para lograrlo ya que una sola medida no basta. La implementación efectiva de todas estas medidas depende de las políticas y de la cooperación a nivel local, nacional e internacional. Las estrategias pueden ser reforzadas mediante el uso de medidas que sirvan a la vez para la adaptación, la mitigación, así como para otros objetivos de la sociedad a nivel nacional o internacional.



Autores: Dra. Blanca Jiménez Cisneros (Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias), Dra. Amparo Martínez Arroyo, Dr. Roberto Sánchez Rodríguez.



Referencias

IPCC (2014) Summary for Policy Makers https://www.google.fr/search?q=IPCC+2014+summary+policy+makers&oq=IPCC+&aqs=chrome.3.69i57j69i59l3j0l2.9266j0j8&sourceid=chrome&ie=UTF-8, consultado en julio 2017

Chart for SENDAI framework for Disasters Risk Reduction https://www.google.fr/search?q=IPCC+2014+summary+policy+makers&oq=IPCC+&aqs=chrome.3.69i57j69i59l3j0l2.9266j0j8&sourceid=chrome&ie=UTF-8#q=sendai+framework+summary

The Paris Agreement http://unfccc.int/paris_agreement/items/9485.php

Transforming the World: The 32030 Agenda for Sustianable Development https://sustainabledevelopment.un.org/post2015/transformingourworld

Inicio