Lunes, 12 Febrero 2018 16:10
Descarga en formato PDF

ccc

Mecanismos de acción para el manejo y prevención de la Obesidad en México



ccc

Introducción

La obesidad como una enfermedad compleja que se construye y mantiene a partir de problemas biológicos, psicológicos, sociales, económicos y de políticas públicas, que para su prevención y tratamiento requiere de mejores sistemas de gobierno, salud y educación.

Su naturaleza “compleja” requiere de estrategias en las que participen diversos actores sociales. Si bien las acciones poblacionales puntuales pueden contribuir a la solución, no pueden ser la solución. Se requiere de una estrategia global.



Puntos clave

• La naturaleza de la obesidad es compleja, por lo tanto, requiere de estrategias de prevención, atención y control a diversos niveles.

• Las acciones deben de ser de naturaleza multidisciplinaria y transexenales y su diseño debe estar orientado a modificar los siguientes ejes: el individuo, el sistema de salud, los ambientes y la regulación.



Acciones:

• La obesidad requiere de un grupo de acciones multidisciplinarias diseñadas para modificar los siguientes ejes:

1. El individuo

2. Los sistemas de salud

3. Los ambientes

4. La regulación




Para lograr su adecuada prevención, diagnóstico y tratamiento se requiere de construir mejores individuos (que aprecien el valor de la salud) y un más justo sistema de seguridad social.

Acciones sobre 4 ejes para prevenir la obesidad

1. El individuo: El individuo confrontado con su condición

• La población debe ser capaz de medir e interpretar su índice de masa corporal, este registro debe ser considerado como un indicador indispensable en los documentos relacionados con la salud.

• Seguimiento del mismo.

• Evaluación periódica.

• Recomendaciones ad hoc. (se ha documentado la importancia que tiene un profesional de la salud al informar al paciente que tiene sobrepeso u obesidad, esto se asocia con una mejor percepción de su obesidad y con la intención de hacer cambios. De ahí la importancia de que los profesionales de la salud estén preparados para detectar, informar y actuar).

Educación sobre obesidad en contraposición con una vida saludable en todos los niveles escolares. Concepto de bienestar psicosocial. El valor de la salud como bien fundamental que hay que cuidar.

2. Los sistemas de salud (El sistema de salud)

Adaptación de la organización de los servicios de salud para que los profesionales de la salud que no sean médicos puedan tener el papel requerido en la atención y prevención de la obesidad.

Es necesario contar con algoritmos consensados de acciones preventivas y de tratamiento para diferentes grupos de edad que se utilicen de manera amplia. Las competencias requeridas para el control de la obesidad deben ser motivo de un sistema de certificación. El sistema de salud debe contar con un grupo de indicadores que permitan medir la implementación de las acciones recomendadas en las guías. El registro de los indicadores debe ser público y auditable.

3. Los ambientes

Familiar, comunitario, escolar, laboral, recreativo, urbano, redes sociales.

4. La regulación

Se requiere incidir en la regulación de la Industria alimentaria, la farmacéutica, los servicios médicos, la publicidad y la venta de alimentos en las escuelas. Es urgente disminuir o evitar la proliferación de productos milagro que no hacen más que dar la falsa ilusión de tener un efecto sobre la obesidad, que no lo tienen.

Lo ideal sería que existieran estímulos fiscales para promoción y la realización de ejercicio, así como revisiones médicas periódicas y preventivas, o que aumenten el acceso de los usuarios al tratamiento. Deducir impuestos por acciones útiles anti obesidad o pagar menos impuestos al lograr índices de masa corporal adecuada sería un estímulo muy importante.

Gestión y evaluación continua

Construcción de una “Fuerza de Trabajo” que gestione la coordinación de los esfuerzos a nivel nacional. Esta Fuerza de Trabajo debe ser independiente de una Secretaría específica y conjuntar expertos en el tema comprometidos con la resolución del problema. Así como existe un Consejo de Salubridad General, debería de implementarse un Consejo para el Manejo y Prevención de Obesidad que tenga la potestad de tomar decisiones que deban ser acatadas por diversas Secretarias de Estado para su adecuada implementación.

Las acciones deben ser de naturaleza multidisciplinaria y deben ser transexenales.

Otras posibles acciones a implementar serían:

• Capacitación a médicos, nutriólogos y personal de salud en general. Elaboración de material para dicho fin (Manual de la Clínica de Obesidad) que sea de uso obligatorio por ejemplo para los pasantes de Servicio Social de Medicina, que sirva de base para certificar al personal, etc.

• Considerar la colocación de bebederos en lugares públicos (no solo en las escuelas) con el compromiso de mantenerlos en buen estado de funcionamiento.

• La prevención es indispensable, pero es momento de actuar en los individuos que ya tienen obesidad para evitar su progresión a enfermedades crónicas de mayor costo social.

Conclusiones

Deberán de implementarse programas de investigación con financiamiento específico para que los diversos grupos de expertos en el país puedan dedicar tiempo a pensar en soluciones útiles e implementarlas. Potenciales áreas de apoyo en este rubro serían:

• Desarrollo e implementación de mecanismos innovadores que aumenten el consumo de alimentos saludables y disminuyan los productos con alta densidad calórica.

• Programas enfocados en poblaciones especiales (migrantes, mujeres en edad reproductiva, lactancia, control del peso durante y después del parto, tercera edad, adolescentes).

• Programas con especial énfasis en la infancia. Un niño con obesidad o sobrepeso, será un adulto obeso.

• Desarrollo y validación de programas sociales para apreciar la salud y la adopción de un estilo de vida saludable que incluya la adaptación de los entornos para aumentar la actividad física y el acceso a los alimentos saludables.

• Creación de instrumentos o herramientas basadas en internet que permitan el empoderamiento de la población para adoptar un estilo de vida saludable.

• Programas de bajo costo que permitan el incremento de la tasa de cumplimiento de los indicadores relacionados con la obesidad.

• Innovación en la atención de primer contacto para la prevención/tratamiento de la obesidad en el binomio madre/hijo.


Autores:Dr. Gerardo Gamba Ayala, Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias.

Inicio